Cambia la mentalidad y VIVE LIBRE DE DEUDAS

En el blog anterior te compartí el paso número uno para salir de deudas que es crear un listado y un plan de acción para pagarlas lo antes posible. Hoy te quiero compartir algunos pensamientos del por qué llegamos ha tener multiples deudas y seguimos el ciclo.

Cubrir necesidades básicas

Algunos de nosotros nos hemos encontrado en una situación en la que el área donde vivimos es muy cara y tenemos que usar tarjetas de créditos, préstamos y otro tipo de deudas para cubrir nuestras necesidades diarias. Si ese es tu caso, debes considerar maneras para generar ingresos adicionales o reducir gastos. Hay muchas maneras y les voy a compartir unas cuantas ideas en los blogs del mes próximo.

Hace 10 años atrás estábamos en una situación en la que nuestro ingreso neto era aproximadamente $5,000. Pagábamos $1,900 de hipoteca, $800 de carro, $200 de asociación de residentes, $1,300 de cuido para el niño y otras cosas más. Definitivamente algunos de esos gastos pudieron haber sido reducidos, pero un poco ignorarte que éramos, queríamos más cosas y tener lo mejor. Si haces los cálculos verás que no teníamos suficiente dinero para cubrir nuestros gastos básicos, pero tampoco se nos ocurrió buscar alternativas para generar ingresos adicionales o reducir gastos.

El sistema esta hecho para deudas

El sistema de consumo esta hecho para vivir con deudas en cada paso de nuestras vidas. Cada día sale algo nuevo o mejor, se nos llena la cabeza de ideas y comienza la voz interna a decir que necesitamos tenerlo.

Una vez comienzas a trabajar y a pagar tus propios gastos, no existe un día en el que la posibilidad de tener una tarjeta de crédito para comprar lo que “necesitas”, un préstamo para un auto nuevo, financiar el teléfono de nuevo modelo añadiéndolo a la mensualidad del celular, entre otras cosas, no te pase por la mente.

Cuando piensas que ya tienes una carrera y/o ingresos constantes, te dan un aumento de salario o aumentan tus ingresos, ahí comienza la “necesidad” de financiar una casa, comenzar a tomar vacaciones, salir de almuerzo o cena con los amigos, compañeros de trabajo o la familia, comprar ropa nueva y otras cosas más.

Todas las cosas antes mencionadas y más, no están mal. Lo que no está correcto es que todo lo financiamos – si no tengo el dinero ahora, lo cargo a la tarjeta y se paga después.

Con esto no quiero decir que las deudas son nuestro enemigo. Lo que te quiero decir es que ahorres más para tus compras en vez de financiar todo y no uses deudas para tu consumo diario.

Controlar el consumo – Queremos más cosas sin pensar en el impacto financiero

Estamos constantemente en un ciclo en el que queremos más – vamos por más sin importar el impacto financiero. A fin de cuentas “yo trabajo y me lo merezco”. En vez de crear un presupuesto y metas de ahorro para nuestra próxima compra grande – lo financiamos. En vez de tener un fondo de emergencia para cubrir gastos inesperados, tenemos que recurrir a tarjetas de credito o préstamos para pasar cualquier necesidad.

La mayoría de las deudas que tenemos, no todas, es por que en algún momento decidimos que queríamos algo más como por ejemplo, carro más grande, outfit más bonito, tecnología más nueva, etc. Te pregunto, ¿Eres feliz ahora con las deudas que tienes que pagar y las cosas que decidiste comprar?

Se parte del cambio

Como dicen por ahí “less is more” – esto es completamente válido cuando hablamos de deudas y de independencia financiera. Menos deudas, significa que tienes paz mental. Menos deudas significa que tienes la libertad de hacer con tu tiempo y dinero lo que sea más conveniente para tí.

Te invito a que estés más alerta de tus hábitos de gastos, cambia la idea de que debes tener más para impresionar a los demás. Impresiónate a tí y a tu familia saldando las deudas, cambiando tus hábitos de gastos y tomando control de tus finanzas.

Mi recomendación no es que te vuelvas minimalista, – o quizás no es mala idea, pero que si quieres algo ahorres para comprarlo en efectivo o que no lo compres al menos que sea una necesidad. A fin de cuentas, nuestra vida no se vuelve “plena” con cosas materiales.

El cambio de mentalidad no es fácil, lo he experimentado en los pasados 18 meses pero definitivamente vale la pena. Entre la pandemia y el control de gastos innecesarios ya no visito mis tiendas favoritas los fines de semana cuando estoy aburrida y ya casi no salimos a comer fuera. En estos días miro hacia atrás y no me preocupa lo que dejé de comprar porque no estaba en el budget, pero sí veo ahora las deudas que pasaron de $60,000 a $0.00 y me causa una paz tremenda. Todavía quiero mis Spanx, pero para esos ya tengo el dinero y me los compraré cuando baje las libras que me ha traído la comedera JA!

Próximos pasos

  • Crea un plan de acción para saldar las deudas
  • Sígueme en Instagram, Facebook, Tiktok, Pinterest y aqui en el blog
  • Si tienes preguntas o necesitas ayuda envíame un mensaje por alguna de las plataformas.

¡Mucho éxito hoy y siempre!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: