Independencia Financiera para Minorías en EUA: Mi Historia

Read in English

Esta semana tuve la oportunidad de colaborar con un consejero de la Universidad de Oregon para su curso Planificación de Futuro financiero. Ella estaba buscando ex-alumnos de la beca Pell para compartir sus historias y cómo administrar el dinero y desarrollar una carrera les ha ayudado a dar forma a su camino hacia una mejor situación financiera.

Aquí lo que compartí:

Maria Victoria Colon, Age 40, Finance Director, from Puerto Rico living in North Carolina

Si no tienes tiempo para leer todo lo que escribí, aquí están mis recomendaciones:

  1. ¡Acepta el cambio!
  2. ¡Aprende de los demás!
  3. ¡Vive por debajo de tus posibilidades y haz crecer tus inversiones!

Mi nombre es María Colón, nací y crecí en Puerto Rico y me mudé a los Estados Unidos a principios de 2006. Puerto Rico es un territorio de los Estados Unidos, pero nuestro idioma principal es el español. Si bien la mudanza fue fácil, no estaba preparada para los cambios que iba a experimentar en los años venideros; barreras del idioma, nostalgia e impacto económico.

Como mencioné anteriormente, pasé 26 años de mi vida en la isla. Al crecer, mis padres tenían sus propios negocios (tiendas de ropa) y aunque eso cubría las necesidades de nuestro hogar, mis padres no planeaban para los malos tiempos (en cuanto al dinero) ni para sus años de jubilación. Cuando tenía entre 10 y 12 años, sus negocios no nos proporcionaban lo suficiente y, finalmente, cerraron parcialmente las puertas. Este y muchos otros eventos crearon una situación financiera complicada durante muchos años: llamadas de cobro, carros dañados cada mes, etc., pero afortunadamente teníamos una casa para vivir y comida en la mesa.

Mis padres siempre trabajaron duro, pero cuando llegó el momento de graduarme de la escuela superior vivíamos principalmente del seguro social de mi padre (mis padres tenían 60 y 35 años cuando nací). Mi mamá me sentó un día y me dijo que tenía que traer el primer diploma universitario a la casa, aunque era la menor de sus 5 hijos. Ir a la universidad no era una prioridad para mí, quería ganar dinero rápido. Finalmente, después de los procesos de solicitud y aprobación, tomé la decisión de ir a la Universidad de Puerto Rico, la más barata y cercana a casa. Mi bachillerato en Administración de Empresas – Finanzas fue financiada en su totalidad por la beca Pell ya que éramos una familia de bajos ingresos. Además, tenía un trabajo de medio tiempo mientras estudiaba, por lo que mi horario habitual era terminar las clases a las 4 p.m. e ir a trabajar hasta la medianoche para comenzar de nuevo a las 7 a.m. del día siguiente. Si bien me consideraba en aquel momento “rica” en muchas cosas, el dinero no era algo que fluyera libremente en nuestra casa.

Me gradué de la universidad sin deudas gracias a las tarifas súper bajas de la universidad, $35 por crédito y la beca Pell. Durante todo este tiempo, seguí viviendo con mis padres. Mi madre insistió mucho en que no me endeudara por cosas que no fueran necesarias. Después de unos años, completé una Maestría en Contabilidad. Esto fue pagado parcialmente por mi empleador en ese momento y aproximadamente $7,000 de préstamos estudiantiles. Con este título y más créditos después, pude convertirme en Contador Público Autorizado. Esta fue una de las mejores decisiones en mi carrera.

¡Acepta el cambio!

A finales del 2005, me enfrenté con la decisión de mudarme a Miami, esto incluía un aumento salarial de $12K, que pensé que era mucho. ¡Sorpresa! Vivir en Miami es caro. Por mucho tiempo sentí que esa mudanza fue tremendo error económico, sin embargo, hoy estoy del otro lado y gano 3 veces lo que ganaba en ese momento, mudarme fue una gran decisión. Este no fue mi único movimiento; mi familia y yo estamos ahora en Carolina del Norte. Mover ciudades y estados para reducir nuestro costo de vida y aumentar nuestro potencial de ingresos ha sido una gran estrategia durante los últimos 10 años.

Durante los primeros años en Miami, quise mantenerme al día con el estilo de vida y eso me puso en muchas deudas de tarjetas de crédito. Si bien esto no afectó mi crédito, gracias a Dios, fue una pérdida de dinero. Finalmente, usé parte de mi dinero de 401k para pagar la deuda. Mirando hacia atrás, eso no fue inteligente, pero fue lo mejor que pude hacer en ese momento. Perdónate y sigue adelante.

Conocí a mi esposo en ese primer trabajo a tiempo parcial y hemos tenido que aceptar el cambio al máximo. Gracias a nuestra flexibilidad para mudarnos y cambiar de trabajo, hemos podido aumentar nuestros ingresos, inversiones y tener acceso a muchas otras oportunidades.

Aprende de los demás: escucha sus “recomendaciones”, ¡pero decide cuándo seguir sus pasos!

Creciendo en una familia latina, todos quieren dar consejos. Estoy segura de que todos recibimos consejos no deseados, pero sé prudente a quién escuchas. Pude aprender de mis padres y hermanos, de sus triunfos y errores. También escuché los consejos de personas que yo pensé tenían más experiencia que yo. Cometer errores es normal y parte de la vida, pero aprender de los demás puede ser una gran estrategia para evitar ciertas situaciones en la vida.

Vive por debajo de tus posibilidades y haz crecer tus inversiones.

En el pasado, he tomado muchas malas decisiones financieras, pero he adoptado un enfoque diferente para asegurarme de que mi familia no tenga que pasar por las mismas situaciones que yo pasé cuando era niña. Ahora, mi esposo y yo tenemos un trabajo de 6 cifras y al estar en el otro lado de vivir de cheque en cheque, hemos construido un sistema para ayudarnos a alcanzar nuestras metas financieras. Seguimos un presupuesto mensual y tratamos de gastar solo la mitad de nuestro salario neto. No importa cuánto dinero ganes, si no tienes un presupuesto, lo gastarás todo. También nos hemos comprometido a maximizar nuestras cuentas de retiro; ambos deseamos haber comenzado a hacer esto antes. Por último, hemos diversificado nuestras inversiones con una propiedad de alquiler a corto plazo en la costa de Carolina del Norte.

Ahora, uso este foro para hablar sobre nuestro enfoque financiero, nuestro deseo y plan de jubilarnos en 10 años, a los 50 años, y compartir mi conocimiento con todos los que estén dispuestos a escuchar.

¿Quieres mejorar tu situación financiera?

  • Trabaja para aumentar tus ingresos,
  • Crea un presupuesto,
  • Ahorra e invierte,
  • Mantén bajos los gastos fijos y variables

Todo esto para decir que de dónde vienes importa pero lo que más importa es tu enfoque a la vida y las situaciones. Puede hacer cambios en tu vida ahora y estar en un lugar diferente dentro de los próximos 5, 10, 15 años y más.

Si quieres hablar, envíame un mensaje a partyof4pr@gmail.com

Processing…
Success! You're on the list.

One thought on “Independencia Financiera para Minorías en EUA: Mi Historia

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: